Saltar al contenido
Tus Cuerdas de Guitarra

Cuerdas para Guitarra Acústica por CALIBRES

Inicio>>Cuerdas de Guitarra Acústica>>Calibres

Debemos tener muy en cuenta el grosor o calibre de las Cuerdas de nuestra Guitarra Acústica, ya que disponen de un peso importante en nuestro tono, y comodidad o dureza del instrumento.

A Continuación os aparecen distintos Calibres de Cuerdas para vuestra Guitarra Acústica, desde los más Finos para el Guitarrista Solista, pasando por los Versátiles Juegos Intermedios, y finalizando con los Juegos más Gruesos para un extra de volumen, o para Afinaciones Bajas.

Compra Tus Cuerdas para Guitarra Acústica por CALIBRES al MEJOR PRECIO

Cuerdas de Guitarra Acústica 10

Calibre 10

Cuerdas-Guitarra-Acustica-11

Calibre 11

Cuerdas Guitarra Acústica 12

Calibre 12

Cuerdas Guitarra Acústica 13

Calibre 13

Características de los Calibres de Cuerda

Como pasa con las cuerdas para guitarra eléctrica, su Calibre o Grosor influye directamente en la comodidad de la interpretación, y en el sonido general de nuestra guitarra acústica.

A medida que el calibre de nuestra cuerdas aumenta desde los más finos hasta los más gruesos, el volumen de la guitarra también tendería a aumentar, obteniendo un sonido más lleno y con Más Cuerpo.

Dificultándose por otra parte, los estiramientos de cuerda. Influyendo esto en la comodidad de ejecución, conocido como dureza de la guitarra.

Dureza de la Guitarra Acústica

Si tuviéramos problemas con la dureza de la Guitarra, antes de reducir el calibre de cuerdas para obtener mayor suavidad, con la consecuente pérdida de cuerpo en el sonido, deberíamos pedir consejo a un profesional, para que revise tanto la cejuela, como la selleta de nuestra guitarra acústica.

Pudiéndose mejorar sensiblemente la comodidad del instrumento, si el experto considera que ambas partes, se encuentran a una altura inapropiada.

Una vez realizado el ajuste correcto de ambas partes (o de una de las partes), deberíamos comenzar a bajar el calibre de las cuerdas hasta alcanzar cierta comodidad. Pero sin esperar que las cuerdas queden tan suaves como en una guitarra eléctrica, ya que se trata de instrumentos diferentes.

Siendo siempre una guitarra acústica bastante más dura que una guitarra eléctrica, siendo la guitarra acústica, muy aconsejables para poner nuestros dedos en plena forma.

Comenzando a curtirse nuestros dedos tras el uso continuado de la guitarra acústica, llegando con el tiempo a revertir el proceso, empezando a utilizar calibres más pesados, a medida que el callo de nuestros dedos aumente.

Comparte: